Home >

11 de mayo: Día contra los Incendios Domésticos. Evitemos tener más víctimas

Cuando una persona decide adquirir una vivienda o emprender un negocio, sus mayores preocupaciones son aquellas relacionadas con la desaparición del bien: el impago de la hipoteca, la pérdida del empleo, las crisis económicas... Pero casi nadie considera un incendio como una amenaza real y constante. Un incendio es considerado como un hecho fortuito, una fatalidad contra la que se puede hacer más bien poco.

11 de mayo: Día contra los Incendios Domésticos.  Evitemos tener más víctimas

La fundación Mapfre realizó el Informe de Víctimas de Incendio en España en 2016. Los datos son malos: 175 fallecidos, 133 de ellos en su propio domicilio.



11 de mayo DIA CONTRA LOS INCENDIOS DOMESTICOS

Un año más, se celebra, el 11 de mayo, el Día contra los Incendios Domésticos, con la intención de concienciar, a toda la sociedad, de las causas y las consecuencias que causan este tipo de accidentes, además de resaltar una serie de medidas y acciones, que se pueden adoptar, para intentar evitarlos.

La celebración de este día tiene el objetivo de crear una concienciación social del número de incendios y víctimas que ocurren es nuestro país.

Esta iniciativa impulsada por www.ventanasypuertasdealuminio.es pretende involucrar a toda la sociedad: administraciones públicas, ciudadanos, empresas privadas, medios de comunicación y redes sociales para difundir en todos los canales posibles este mensaje de vital importancia para la sociedad.

stop incendios domesticos


Características de los incendios domésticos

Más incendios y más víctimas en las viviendas. Este podría ser el resumen de los últimos datos de víctimas mortales por incendio que han dado a conocer Fundación MAPFRE y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) en el marco de la presentación del estudio Víctimas de incendios en España 2016, realizado por ambas entidades con el objetivo de dar a conocer información precisa sobre las víctimas mortales de incendio y desarrollar acciones preventivas.

Es el balance que dejó 2016, año en el que se produjo una media diaria de 44 fuegos en el hogar y 133 fallecidos en su propia casa, 23 más que el año anterior. La mayoría de los 16.136 incendios sucedidos en la vivienda fueron ocasionados por un aparato productor de calor (radiador o brasero), en el salón y durante el día. Más de la mitad de las víctimas eran hombres (52%) y mayores de 65 años (60%). Entre las causas de muerte destaca la intoxicación, que afectó a 6 de cada 10, y las quemaduras, que quitaron la vida al 32%, sobre todo por no poder escapar de las llamas.

El informe, el único que recoge de forma precisa información sobre este tipo de sucesos en España, destaca que en 2016, los Cuerpos de Bomberos realizaron un total de 122.828 intervenciones por incendios, lo que representa un 9,7% menos que el año anterior, y que contrasta con un ligero incremento producido en el número de incendios en el hogar y con un aumento, más significativo que otros años (21% más), en relación al número de fallecidos. También, pone de manifiesto que las personas mayores sufrieron el mayor número de fallecimientos, colectivo que a juicio de los expertos necesita mayor protección y vigilancia, y que hace necesario que se organicen mayor número de campañas de prevención.

Entre las causas más probables de incendio en el hogar con víctimas mortales siguen destacando los ocasionados por aparatos de calefacción, como radiadores, chimeneas y braseros, de por sí ya críticos por su función de generar calor y que producen mayor demanda a las instalaciones eléctricas, que en muchas ocasiones sufren deterioro. También, destacan los incidentes causados por el cigarrillo, hábito que todos los años provoca numerosas víctimas y aunque mejora respecto a hace dos años, todavía es preocupante.


Como luchar contra los Incendios Domésticos

La protección contra incendios de un edificio comienza en la fase de diseño de éste, para lo que se exige que tanto el proyecto como la construcción cumplan con todas las normativas exigibles al respecto. Pero la seguridad contra incendios en los edificios no se limita a aplicar la normativa exigible.

Todas las medidas de protección contra incendios, tanto activas como pasivas, deben estar coordinadas entre sí e integradas en el conjunto del edificio, con el fin de que éste responda del mejor modo posible ante un incendio.

Un punto importante de las instalaciones de protección contra incendios es su mantenimiento, ya que de ello dependerá su buen funcionamiento. Es algo paradójico mantener una instalación que no es usada, pero si en el momento que se requiera que esta instalación se ponga en marcha presenta problemas, las consecuencias son nefastas.


Como nos ayudan los sistemas de Carpintería de Aluminio con RPT

Dentro de las medidas pasivas, la elección de materiales adecuados, son una de las medidas más importantes.

Como hemos mencionado con anterioridad, las causas de la muerte más comunes son la intoxicación y las quemaduras debido a la imposibilidad de escapar de las llamas. Es por ello que el material escogido para los cerramientos de los edificios no debe de emitir ninguna sustancia tóxica y deben permitir la salida de las personas. Para la obtención de esta ansiada seguridad, la elección del material utilizado en la fabricación de las ventanas es muy importante, y, como no podía ser de otra manera, los sistemas de aluminio, y en particular, los sistemas de aluminio con Rotura de Puente Térmico, es la mejor de las posibles.

El aluminio dispone de un punto de fusión de 660º que es el más alto entre los materiales que se utiliza para la fabricación de ventanas, lo que evita su deformación y la obstrucción de las vías de escape. Es considerado como un material No combustible, al tratarse de un metal, y no contiene elementos tóxicos en su composición, por lo que es un material totalmente inocuo al llegar a su punto de fusión, al no generar ningún tipo de gas tóxico.

En este sentido, el portal www.ventanasypuertasdealuminio.es, impulsor de esta iniciativa, muestra en un experimento la reacción frente al fuego de tres tipos de materiales que se usan para fabricar ventanas y puertas. La de la izquierda es una ventana de PVC, la del medio una ventana de aluminio y la de la derecha una ventana de madera y todas se someten a una misma prueba de simulación de incendio con resultados bien distintos. El experimento quiere concienciar de la importancia de la elección de los materiales en los edificios.


Conclusiones

Si se echa la vista atrás se puede ver que, en no demasiados años, se ha pasado de una situación en la que la protección contra incendios era algo secundario y casi inexistente, a la situación actual, en la que no se concibe un edificio que no cumpla con unas mínimas medidas de seguridad. Pero aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a legislación y a la concienciación de los propietarios de los edificios, que en muchos casos no dan la importancia necesaria a la elección de los materiales.

En la memoria de todos están casos como el del incendio del edificio Windsor en Madrid, el edificio Grenfell en Londres o el centro comercial Kemerovo en Siberia.

En definitiva, las consecuencias de un incendio se resumen fácilmente: siempre hay pérdidas ya sean materiales o/y de vidas humanas. Todos estos hechos confirman la importancia de la protección contra incendios en la edificación y la importancia, entre otras, de la elección de los materiales constructivos.

Elijamos sistemas de aluminio con RPT. Evitemos más víctimas de incendios domésticos en España.