Home >

Aluminio: versatilidad y eco-calidad demostradas e insuperables

La Rotura de Puente Térmico (RPT) es una de las innovaciones más acertadas que ha obtenido el mundo de los cerramientos. Y, como consecuencia, la optimización de nuestras viviendas se ha visto beneficiada. Pero, exactamente, ¿de qué hablamos cuando hablamos de la RPT?

Aluminio: versatilidad y eco-calidad demostradas e insuperables
 
Avanzamos cada día a un ritmo vertiginoso. Nosotros, que debemos adaptarnos a un constante cambio; también áreas tan innovadoras como la informática o la medicina. Y, por supuesto, los cerramientos de aluminio, los cuales en los últimos años han implementado mejoras que nos están ayudando (y mucho) a optimizar nuestro hogar. Especialmente, la creación que hace referencia a la Rotura de Puente Térmico (RPT). 

Un meritorio ejemplo lo da uno de nuestros colaboradores, ALUMINIOS EIBARwww.aluminioseibar.com. Esta experimentada empresa ha ejecutado una interesante combinación de 5.900 m2 de composite, material con unas fantásticas características termo-acústicas del que es un gran especialista, en color negro y blanco de 4mm de espesor. Su proyecto es complementado con la calidad, robustez y capacidad aislante de las ventanas de la serie IT65 del GRUPO ITESALwww.itesal.es.

El prestigio de ambas marcas garantiza las más altas certificaciones y homologaciones refrendadas a nivel europeo, con los más altos estándares de calidad. El proyecto es del Arquitecto Jesús Ángel Landia Uribe, está localizado en Durango, y ha sido ejecutado por NOGAR FACHADAS SINGULARES.

El composite está logrando cambiar la estética de nuestras localidades y ciudades, tanto en obra nueva como en rehabilitaciones integrales. ¿Cómo lo consigue? Gracias a sus grandes posibilidades en materia de color, y con una enorme motivación por la consecución de una eficiencia energética de primer nivel.

La Rotura de Puente Térmico, en idioma cotidiano, la podríamos definir como una barrera para impedir la transmisión de temperatura del interior al exterior o viceversa, optimizando el rendimiento de nuestra vivienda. ¿Esta barrera qué nos aporta?

- Ahorro energético: tanto en invierno como en verano, manteniendo la temperatura de la estancia, aún en situaciones extremas de frío y calor exterior.

- Limitación de la Condensación: con la Rotura de Puente Térmico se consigue elevar la temperatura superficial del perfil interior, consiguiendo variar el punto del rocío, restringiendo así la aparición de condensación que se da cuando hay altos índices de humedad relativa del aire interior.

- Reducción de la emisión de CO2: como consecuencia del ahorro energético, contribuyendo activamente en el cumplimiento del Protocolo de Kyoto.

- Aumentar la seguridad pasiva del edifcio en caso de incendio. 

- Un ciclo de vida muy alto: más de 50 años. Además, debido a su alto valor como residuo inocuo y bajo coste de reutilización, estos materiales van a ser tratados y reinsertados al mercado con nuevas funcionalidades. En otras palabras, el aluminio constituye una excelente elección si de medioambiente y sostenibilidad hablamos.

- Cumplimiento total del nuevo Código Técnico de la Edificación. Éste obliga a que los cerramientos de aluminio sean con Rotura de Puente Térmico en un 80% de la geografía española.

Como podemos ver en las fotografías que hoy os mostramos, conseguimos dar al edificio unas prestaciones térmicas inmejorables con un ahorro energético contrastable, sin dejar de lado una configuración moderna con líneas limpias y ciertamente agradables. Todo ello confiere a la zona un aura de elegancia en las formas y compromiso con el medioambiente, añadiendo a estas viviendas una confortabilidad interior insuperable, consiguiendo aislarlas del frío y del calor. 

¿Verdad que no habías caído en que, dado que todo el edifico está forrado con la segunda piel de composite (lo que implica unas excelentes características termo-acústicas), también lo aislamos de la transmisión de sonidos molestos como son los producidos por la vida cotidiana, el tráfico y el discurrir diario?