Home >

Aluminio, noble metal

La mayor parte de los metales que existen y forman parte del Planeta pueden fundirse y volver a procesarse creando nuevos productos, metales como: hierro, acero, cobre, aluminio, plomo, plata y oro. De todos los metales mencionados el aluminio es el tercer elemento más común en la corteza terrestre, después del oxígeno y el silicio.

Aluminio, noble metal
Por otra parte, es el segundo metal más utilizado en el mundo debido a sus excepcionales características, ya definidas en otros artículos de este portal, entre las cuales destacaremos su capacidad para ser reciclado infinitamente.

La reciclabilidad infinita se traduce en amplios beneficios para la naturaleza:

•    Produce un ahorro del 95 % de la energía y minimiza en un 90-95 % la cantidad de CO2 que se emite a la atmósfera (si se compara con la producción a partir del mineral).
•    Puede reciclarse indefinidamente manteniendo sus características originales.
•    El 100 % del material puede ser reciclado.
•    Es un proceso rentable porque es un metal valioso.
•    Evita la utilización y saturación de vertederos.
•    Disminuye el uso de los recursos naturales.

Actualmente, encontramos dos vías de obtención de este metal y que dan lugar a la siguiente clasificación del aluminio:

•    Primario: se obtiene del mineral (bauxita).
•    De segunda fusión: se produce a partir de “chatarras” (restos de productos de aluminio).

En Europa, según fuentes diversas, el aluminio disfruta actualmente de tasas de reciclado altas que oscilan entre el 42 % de envases, el 85% de la construcción y el 95% del transporte. En otros casos, se informa sobre mayores porcentajes, como es el de la EAA (Asociación Europea del Aluminio) que asigna tasas del 95% en los edificios y en el transporte y el 60% en envases y embalajes.

Pueden servir como ejemplo, los últimos datos aportados por ECOEMBES (Ecoembalajes España, S.A.), organización sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases) sobre reciclaje de envases de aluminio:
 
Además existe el compromiso futuro de mantener estas cifras e incrementarlas por parte de gobiernos y empresas participantes en el ciclo de reciclaje del aluminio.

Es importante destacar que el mercado del reciclaje del aluminio está limitado por la disponibilidad de chatarra de este metal,  por lo que pedir un contenido de material reciclado más alto en algunas aplicaciones no aumenta la producción de aluminio reciclado, sino que lo desvía a algunas aplicaciones específicas, distorsionando el mercado y reduciendo la eficacia medioambiental del reciclaje.

La industria del metal considera que la tasa de reciclaje al final de la vida útil es mucho más importante a nivel medioambiental, ya que es un indicador basado en el ciclo de vida, que promueve la conservación del metal.
 
Fuente: Asociación Alemana del Aluminio

Respecto a otros materiales, como por ejemplo las ventanas de plástico reciclado, según investigaciones de Greenpeace incorporarían sólo de un 30 % a un 50% de material reciclado, debido a la calidad del mismo. Es decir, siempre se utilizará material virgen, que luego se convertirá en residuo y deberá ser eliminado.

Finalmente, es importante incidir en el papel fundamental dentro del ciclo de reciclaje que realizan determinadas empresas recuperadoras y productoras de aluminio reciclado y aquellas que lo utilizan como materia prima, siendo también muy necesario recordar que la adquisición de productos reciclados por parte de Instituciones, empresas, consumidores individuales, etc. es la acción que completa dicho ciclo.

El aluminio no será un “metal noble” para las personas que así catalogaron los metales atendiendo a ciertas características, pero sí que es un “noble metal” en términos de comportamiento con el medio de donde procede.