Home >

Colocación en obra de la ventana: Importancia del aislamiento de los huecos

Cada vez es mayor la oferta de ventanas terminadas, se pueden adquirir en centros comerciales, internet, dimensiones estándar, a medida, etc. pero, ¿a quién le encargamos luego su colocación? El encuentro entre la ventana y la fachada es una zona crítica, podemos tener la mejor solución para las dos partes, pero si no se define y ejecuta correctamente su unión, estaremos perdiendo muchas de sus propiedades de aislamiento.

Colocación en obra de la ventana: Importancia del aislamiento de los huecos

En este artículo, nos vamos a centrar en los huecos que quedan al colocar la ventana. Si no están correctamente aislados, en ellos se producen movimientos de aire que suelen terminar dentro de nuestras viviendas (por la salida del recogedor de la persiana, ranuras mal selladas, etc.)

Las cámaras de las fachadas no suelen ser estancas y en ellas hay corrientes de aire, que a veces salen por los enchufes o los interruptores de la luz y otras por las uniones de las ventanas (si no están bien colocadas). En las siguientes imágenes se indican posibles entradas de aire y cómo, a través de los huecos que hay entre fachada y ventana, se filtran en el interior de nuestras casas.

aislamiento ventanas

huecos ventanas


Además de las producidas por las corrientes de aire que circulan por los huecos que quedan en la colocación de las ventanas por entradas de aire externas, se producen otro tipo de pérdidas energéticas debidas a las corrientes de convección. Éstas se generan por la diferencia de temperatura entre las paredes del hueco que están en contacto con el exterior (generalmente más frías) y las que están con el interior de la vivienda (normalmente más calientes). En la siguiente imagen, se esquematiza el proceso.

corrientes convección

Estas corrientes de convección provocan un aumento del flujo de calor a través del hueco, aumentando las perdidas energéticas. Además, enfrían la pared interior, facilitando la aparición de condensación superficial.

Una manera de evitar estas pérdidas producidas por las corrientes de aire, tanto la generadas por entradas de aire del exterior como por convección, es rellenar esos huecos que quedan en la colocación y hacerlo con un elemento aislante para evitar puentes térmicos que generen pérdidas por conducción, es decir, que no se puede rellenar con cualquier cosa. Si lo hacemos con yeso o cemento, además de los problemas que se generarán por corrosión, estaremos creando esos “puentes” para el paso del calor.

Es recomendable colocar rellenos de material aislante (espumas de poliuretano, lanas minerales, espumas conformadas, etc.) y que además de prestaciones de aislamiento térmico tengan también de aislamiento acústico.

Una vez leído esto, ¿tenemos más claro a quién le vamos a pedir que nos coloque la ventana? Seguro que cualquiera puede hacerlo de forma que no se caiga, pero para que se tengan en cuenta cuestiones como las citadas en este artículo, hay que encargar la colocación a un profesional cualificado, que además nos orientará a la hora de elegir los componentes de la misma (materiales, vidrios, persianas, etc.).


Guardar