Home >

El 14 de noviembre se entregó el I Premio Nacional de Arquitectura Novel organizado por Itesal

ITESAL, empresa afincada en Pina de Ebro, líder nacional de sistemas de aluminio para la arquitectura, entregó, el pasado 14 de noviembre en el marco de la feria internacional de Veteco en IFEMA, los premios de la Primera Edición del Premio Nacional Bienal de Arquitectura Novel para estudiantes del último curso de arquitectura.

El 14 de noviembre se entregó el I Premio Nacional de Arquitectura Novel organizado por Itesal

El jurado estuvo formado por arquitectos de elevado prestigio a nivel profesional y académico, eligiendo a los premiados según la originalidad de la propuesta en su conjunto, valorándose el diseño, funcionalidad, viabilidad constructiva y calidad arquitectónica, así como la utilización de soluciones de carpintería de aluminio (en cualquiera de las diferentes formas en las que tiene aplicación), que fuese viable, original y que contribuyese a la eficiencia energética del conjunto del edificio e hiciese mención a la sostenibilidad.

El primer premio fue ganado por el proyecto “Reactivación Logística y Social del Polígono de Cobo Calleja”, de la arquitecta Andrea García Gonzalez de la Escuela de Arquitectura de San Pablo CEU, en Madrid, por la originalidad y soltura con que trató un proyecto de rehabilitación, haciendo de la reutilización de elementos estructurales un argumento formal que articulaba la intervención. En el proyecto la rehabilitación, reutilización y sostenibilidad en el nuevo discurso arquitectónico eran capaces de generar propuestas con originalidad, utilidad y rigor constructivo y la carpintería de aluminio era la clave para la recualificación del espacio, creándose distintas situaciones espaciales jugando con la transparencia y ligereza de la carpintería.

El segundo premio recabó en el proyecto “Mix Bag” del arquitecto José Carlos Menasalvas Gijón, de la Escuela de Arquitectura de Sevilla, por la acertada transposición de la complejidad social contemporánea a una arquitectura eficiente con una acertada transición entre los espacios interiores y exteriores empleando una combinación de cerramientos de acero y aluminio. Proponía un programa residencial-hotelero acorde con la diversidad social actual, siendo un edificio que expresaba su potencial en su sección, muy interesante y con propuestas espaciales tan variadas como los usuarios. El empleo de la carpintería de aluminio como piel interior facilitaba el control climático del edificio y mejora la eficiencia energética y el confort.

También fueron entregado tres accésits:

1. Al proyecto del arquitecto Basilio Paredes Quiles, “Nuevo Club de Remo”, de la Escuela de Arquitectura de Cartagena, por un proyecto con sensibilidad geométrica plasmada en una volumetría muy adaptada al aprovechamiento de la luz natural, haciendo un adecuado empleo de la carpintería de aluminio para el control lumínico y térmico del interior.
 
2. Al trabajo presentado por el arquitecto Carlos Gamarra Cortina de la escuela de Arquitectura de San Pablo CEU de Madrid, “Long Wang Atlas” por ser un proyecto muy atractivo con un esfuerzo exitoso de adaptación al entorno. El sentido del humor no oculta una arquitectura concienzuda y de gran calidad con especial atención al ciclo del agua y sus posibilidades como generadora de diversas situaciones espacio-ambientales, empleando todas las posibilidades de la carpintería de aluminio adaptándola a diversas situaciones con mucho acierto.

3. Al proyecto del arquitecto presentado por Patricia Andrea Miquel Martínez de la Universidad Politécnica de Valencia, “Hotel-Spa en Sot de Chera” por su comprensión del “lugar”, una arquitectura integrada en el entorno pero plenamente contemporánea, haciendo un empleo clásico pero muy eficiente de las carpinterías combinando las ventanas y las celosías de aluminio contribuyendo a un buen control lumínico y climático de los espacios interiores.

Damos la enhorabuena a todos los concursantes, los miembros del jurado y especialmente a la empresa ITESAL, por la iniciativa de crear unos premios donde la sostenibilidad y la eficiencia de los edificios se premie, y por promocionar a jóvenes arquitectos y inculcarles la importancia en el futuro del país y del planeta de esos dos principios.