Home >

El aluminio en el espacio

En 1972 y 1973 respectivamente, la NASA lanzaba al espacio las sondas Pionner 10 y 11, que formaban parte de un programa no tripulado para la exploración planetaria. Por aquel entonces los afamados científicos Karl Sagan, de la serie “COSMOS”, y Frank Drake convencieron a la NASA para que ambas sondas portasen unas placas con información sobre nuestro planeta.

El aluminio en el espacio

Las sondas iban dirigidas a otra civilización inteligente extraterrestre. Un mensaje en una botella lanzado al infinito y destinado a perdurar por siglos (ver foto).



Estas placas se fabricaron con aluminio 6061, una aleación que se usa para construir trenes, barcos o tuberías. La 6061 es una aleación que pertenece a la familia de las aleaciones 6000,  utilizada para fabricar también ventanas y puertas de aluminio. Es maravilloso pensar que tenemos al alcance de nuestras viviendas un material como el aluminio: bello, seguro y duradero.

Actualmente, la Pionner 11 está a más de 13.000 millones de kilómetros del sol y su rumbo es la estrella Lambda Aquilae a 125 años luz de distancia, por lo que aún tardará 4 millones de años en llegar con el mensaje en su placa de aluminio.