Home >

El aluminio en los estándares de edificación sostenible

En este comienzo del siglo XXI, el planeta Tierra y su población nos estamos enfrentando a situaciones novedosas, desafiantes y urgentes: el cambio climático; el aumento de la población mundial (sobre todo la urbana); la disminución de la energía fósil, su aumento de precio y la contaminación que produce; la escasez de agua; el aumento de los productos de desecho; los desastres naturales, etc.

El aluminio en los estándares de edificación sostenible

Es un reto que tenemos que enfrentar conjuntamente y la industria de la construcción tiene mucho que decir, dado que tiene un porcentaje de mejora muy alto.

Podemos considerar la arquitectura sostenible como aquella que trata de reducir el impacto que tiene en el medioambiente en todo su ciclo de vida: partiendo del proyecto, definiendo unas buenas prácticas medioambientales en el diseño; pasando por su construcción y la producción de los materiales es que se emplean; continuando por su uso, con el objetivo de un menor consumo de energía, y de que ésta sea provenga de energías renovables; terminando en el derribo y la reciclabilidad de sus materiales.


Los sellos BREEAM, LEED y VERDE certifican la sostenibilidad de los edificios que analizan, cuantificando su impacto medioambiental, social y económico. ¿Qué son estos sellos?:

⎯ El certificado BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method) fue creado en Reino Unido durante los años 80 y es un sistema de evaluación internacional del grado de sostenibilidad ambiental, tanto en nuevas construcciones como ya existentes.

⎯ El certificado LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) fue creado en Estados Unidos a finales del siglo XX. Es un sistema de certificación de edificios sostenibles que fomenta la construcción usando criterios ecológicos, sostenibles y de alta eficiencia energética.

⎯ El certificado VERDE (Valoración de Eficiencia de Referencia de Edificios) fue creado por la asociación Green Building Council España (GBCE) para fomentar la creación de un mercado más sostenible en la construcción.


La empresa aragonesa ITESAL, de sistemas de carpintería de aluminio, desde su responsabilidad ética y su compromiso, concienciada con la idea de dejar un mejor entorno a las generaciones futuras, es un aliado estratégico y óptimo para colaborar en proyectos que quieran aportar la sostenibilidad como valor añadido y respuesta social.

Empleando el aluminio como base de sus sistemas, se obtiene un material:

• con una huella de carbono mínima.
• reciclable infinitamente.
• Durable, resistente y que no emite emanaciones tóxicas.

Como ejemplo, en el edificio de Marqués de la Cadena, en Zaragoza, de la promotora ACCIONA REAL ESTATE, ITESAL ha participado en la ejecución de la carpintería exterior, asesorando desde el proyecto. El edificio ha recibido una calificación BREEAM muy buena en fase de proyecto, elaborado por el estudio de arquitectura INGENNUS.