Home >

El aluminio la mejor opción ante la estanqueidad al agua

Vamos a resumir las características que tiene que tener una ventana para cumplir la normativa de estanqueidad al agua y daremos unas directrices de por qué las ventanas de aluminio son la mejor opción.

El aluminio la mejor opción ante la estanqueidad al agua

La estanqueidad al agua es la capacidad de una ventana cerrada de oponerse a las infiltraciones de agua.

El Código Técnico de la Edificación (CTE) es el conjunto principal de normativas que regulan la construcción de edificios en España desde 2006. Está dividido en diferentes documentos básicos y el que regula la protección frente a la humedad es el denominado Documento Básico de Salubridad, en su apartado 1, es decir DB HS 1.

Este documento que establece procedimientos para la adecuada protección frente a la humedad de los cerramientos que están en contacto con el aire exterior, sólo se refiere a la parte ciega de estos cerramientos y no a las ventanas u otro tipo de cerramientos acristalados.

Sin embargo, las ventanas, en su marcado CE, deben llevar marcada la codificación de clasificación por su estanqueidad.

Las ventanas necesitarán una u otra clasificación dependiendo de los diferentes factores atmosféricos, de ubicación, situación, etc. que va a tener la ventana a colocar. Y esta clasificación demandada, deberá de ser cumplida por la ventana que se instala. La clasificación dependerá de:

Dónde esté ubicado el edificio. Tanto la presión de viento de la localidad, como en qué zona pluviométrica se encuentra.

La forma que tiene el edificio.

Dónde se ubique el edificio, ya que no es igual el mismo edificio en el centro de una ciudad que junto a un acantilado, sin ningún edificio que lo pueda proteger.

La altura a la que se vaya a coloca la ventana con respecto al nivel de la calle.

Las medidas de la ventana.

Del cómo se clasifican las ventanas, se ocupa la normativa UNE EN 12208 y se establece según un ensayo de una ventana de unas ciertas medidas que también están marcadas en la normativa.

La clasificación de las ventanas por su estanqueidad al agua se determina en función del escalón de presión en el que se produce la infiltración de agua. La siguiente tabla establece esos  escalones.

estanqueidad al agua

Debido a todas estas características a las que van a estar sometidas las ventanas y que tienen que cumplir, la mejor opción es la de colocar ventanas de aluminio debido a sus características de metal noble:

• Tiene una resistencia mecánica adecuada, suficiente para resistir las solicitaciones de presión del viento.

El aluminio tiene un coeficiente de dilatación menor que las ventanas de PVC (dilata tres veces más), lo cual podría producir malformaciones por el uso.

Mantiene sus propiedades a lo largo de toda su vida.