Home >

Iluminación natural e interactuación con el entorno

El ser humano ha utilizado o creado refugios para guarecerse de las inclemencias del tiempo (lluvia, frío, calor, viento, etc.) y obtener seguridad personal y para sus pertenencias frente a otros humanos o animales.

Iluminación natural e interactuación con el entorno

Al principio fueron cuevas o grutas naturales, que se acondicionaban de forma básica y que siempre tenían una apertura orientada de forma estratégica, para beneficiarse de la incidencia de la radiación solar en invierno y al abrigo de las ventiscas, etc.

Además, si esas aperturas les permitían tener una visión amplia de lo que ocurría a su alrededor, podían controlar el paso de los animales, visitas esperadas o no, etc.

Con el control del grado de apertura de esas entradas o huecos se podía hacer más cálido o fresco el interior, pero utilizando materiales opacos, se oscurecía el mismo, con lo que se buscaron materiales más o menos transparentes que sirvieran como elementos de cierre y protección y a su vez dejaran pasar la luz.

El hacer huecos en las edificaciones es complicar las mismas, los más barato y sencillo es levantar las paredes ciegas sin tener que poner cargaderos, encuentros extraños, poniendo materiales de menor espesor que no tienen las mismas prestaciones, generalmente esas soluciones para cerrarlos son más caras, etc. pero, entonces, ¿por qué se hacen? ¿qué aportan?

El cometido de las ventanas que cierran esas aperturas es lo que la humanidad ha buscado siempre en los refugios que ha utilizado o construido, es decir, protección frente al frío o el calor, seguridad, vías de evacuación, accesibilidad, ventilación y, sobre todo, iluminación natural y la posibilidad de interactuar con el entorno.

No todos los materiales se comportan igual cuando forman parte de una ventana. Si los huecos tienen que ser la parte que aporte iluminación natural y relación con el entorno, habrá que elegir la opción que mejor se adapte a esas necesidades, en esos aspectos. El Aluminio con Rotura de Puente Térmico es la mejor opción, porque permite hacer cerramientos eficientes térmicamente con perfiles muy esbeltos que van a dar todo el protagonismo al vidrio, aportando luz y confort visual al usuario final.