Home >

Importancia del vidrio en las ventanas de una vivienda

Ya en artículos anteriores hemos hablado de la importancia del vidrio a la hora de elegir las ventanas para una vivienda, donde la mayor parte de la superficie de la fachada es ocupada por la pared, a continuación el vidrio y, finalmente, el marco y la hoja del material elegido (aluminio, plástico o madera).

Importancia del vidrio en las ventanas de una vivienda

Por tanto, cuando hacemos una reforma de nuestras ventanas, nadie nos debe tratar de engañar diciendo que tal o cual material es mejor para aislar térmicamente, ya que la mayor importancia la tiene el vidrio.

La elección del material de la ventana será importante por otros factores como la seguridad ante incendios o robos, la luminosidad, la diversidad de colores posibles, la duración en el tiempo, la facilidad de mantenimiento, el aislamiento acústico, etc.). Si nos atenemos a la importancia de estos factores, no hay ninguna duda: globalmente, el aluminio nos da las mejores prestaciones. Pero el objeto de este artículo es conocer un poco más el vidrio que colocamos, pues de nada vale elegir un muy buen sistema de aluminio si no ponemos un buen vidrio. Y la elección de éste dependerá de factores como la orientación, la ubicación geográfica,… temas que ya hemos tratado también en este portal.

El vidrio ha sido el principal componente empleado en cerramientos para edificios. Es en el siglo XIX, cuando los avances en la tecnología del vidrio, lo hizo mucho más relevante y permitió una auténtica revolución en su uso dentro de la arquitectura. Su versatilidad, competitividad y posibilidades diversas, lo hacen el elemento más imprescindible cuando hablamos de dar luz a un espacio o de aislar térmica y acústicamente.

La cualidad más importante, si se elige bien, es su capacidad para mejorar nuestro confort térmico, ya que la ventana representa una fuente de pérdida de energía importantísima, tanto en invierno (perdiendo calor) como en verano (perdiendo frío).

Eligiendo un mal vidrio tendremos tres consecuencias claras: la necesidad de aumentar la climatización artificial (aire acondicionado o calefacción), la falta de confort cerca de la ventana por frío o calor y las posibles condensaciones de agua.

Hace años todos los vidrios que se colocaban eran monolíticos simples y transparentes y, por ello, el aislamiento que ofrecen no es bueno. Actualmente, sólo cambiando el vidrio monolítico de tus viejas ventanas de madera por vidrios de cámara, ya se ganaría muchísima eficiencia térmica; lo que ocurre es que una vieja ventana no permite cambiar un vidrio por otro, por lo que es necesario cambiar la ventana.

vidrios monolítico versus aislante

En este momento se colocan vidrios de cámara, es decir, unidades de doble o triple vidrio, separados entre sí por una cámara de aire deshidratado y hermético; en ocasiones incluso se rellena con gases inertes para reducir la conducción y convección dentro de la cámara. También, hay que tener en cuenta que no se aconsejan espesores de cámara superiores a 16 mm, ya que el aire comienza a circular provocando ineficiencia energética.

Además, con las tecnologías actuales, los vidrios pueden ser mejorados para aumentar su eficiencia energética: laminados, bajo emisivos, de diversos colores con el fin de poner el más adecuado en función de la cantidad de luz que le dé a lo largo del día, etc…

Con un buen vidrio podemos ahorrar hasta un 40 % de aire acondicionado en verano, y hasta un 60 % de calefacción en invierno, si lo comparamos con nuestra vieja ventana con un vidrio monolítico.



A partir de aquí, entraríamos en la elección del material de la ventana que, como hemos argumentado en numerosos artículos, deja al aluminio como el material más completo y sostenible, frente a un material noble aunque caro de mantener, como es la madera, o frente a un material barato inicialmente, pero caro al final debido a su deterioro con el calor y su alto nivel de insostenibilidad medioambiental, como es el plástico.

Seguiremos hablando del vidrio. Pregúntanos acerca del mismo. Tenemos a los mejores profesionales que te podrán asesorar al respecto.