Home > Productos

La confianza puesta en el aluminio

Cuando se trata de nuestra seguridad la confianza en los materiales que adquirimos para los edificios en los que vivimos es imprescindible.

La confianza puesta en el aluminio

En el caso de galerías o terrazas, las barandillas tienen la función principal de proteger, por lo que es indispensable escoger el material más apropiado, tanto en resistencia como en estabilidad a lo largo del tiempo.

En el artículo de esta semana, presentamos una obra en el que se cambiaron las barandillas antiguas de hierro por otras de aluminio. En este caso, el hierro necesita un gran mantenimiento, al tener que pintarlas y protegerlas con frecuencia, pues si no se oxidan y van perdiendo color y propiedades.

El aluminio sin embargo es un material ideal para la confección de barandillas y elementos de seguridad para la arquitectura.

barandillas de aluminio

En el caso que presentamos, ejecutado por la empresa de Zaragoza, ANAYGAR, con el sistema de barandilla de aluminio de ITESAL, realizó primeramente una revisión de la estructura donde se iba a anclar, para que la instalación fuese de la máxima garantía. Posteriormente se midieron los huecos donde iban a alojarse las barandillas; se fabricaron en taller, y finalmente se instalaron siguiendo las medidas de seguridad adecuadas, desinstalando la barandilla antigua y seguidamente colocando la nueva.

La instalación de barandillas de aluminio nos aporta las siguientes características:

- Variedad de colores y texturas: cualquier color de la carta RAL, colores metalizados, texturizados, imitación madera, anodizados, etc…., con barrotes de aluminio, con vidrio o chapa. En resumen, un gran abanico de acabados para nuestros diferentes gustos particulares.

- Resistencia, dado que el aluminio es un material altamente resistente que soporta agentes externos como las inclemencias meteorológicas. Esto lo hace perfecto tanto para interiores como para exteriores, ya que no se oxida, pues está dentro de la categoría de los materiales no ferrosos.

Fácil mantenimiento. El aluminio no necesita grandes cuidados, ya que con un mantenimiento básico puede llegar a durar muchos años en óptimas condiciones.

terrazas de aluminio


GuardarGuardarGuardar