Home >

La EVOLUCIÓN de los cerramientos: Aislamiento, luminosidad y diseño

Diseño actual y eficiencia energética son dos requisitos imprescindibles en cualquier cerramiento y la nueva serie IT-61CR-EVOLUCIÓN los reúne. El Área de I+D de ITESAL sorprendió con la nueva serie corredera IT-61CR-EVO, que pensada para cumplir con los requisitos estéticos actuales, incorpora un diseño eficiente consiguiendo unos valores de aislamiento excepcionales.

La EVOLUCIÓN de los cerramientos: Aislamiento, luminosidad y diseño

Desde principios del siglo pasado, la demanda de sistemas en los que la carpintería ceda el protagonismo al vidrio está aumentando. Las ventanas de madera se fueron sustituyendo por sistemas de hierro y aluminio pero, junto con los vidrios sencillos, no eran soluciones muy eficientes.

Con la llegada de los primeros vidrios de cámara, se empezó a buscar elementos que evitaran los puentes térmicos en el perímetro de los mismos. La aparición de carpinterías de PVC,  que aunque sí que solventaban el problema de aislamiento, no cumplían con los requisitos estéticos solicitados. El mercado estaba pidiendo sistemas de Aluminio con Rotura de Puente Térmico (RPT), capaces de aportar unas excepcionales y duraderas prestaciones térmicas junto con un bonito diseño y grandes aperturas.

A partir del año 2020, según se exige en una Directiva Europea, los edificios construidos deberán tener un consumo de energía “casi nulo”. Para conseguir ese objetivo es imprescindible actuar y mejorar la envolvente de los mismos y, como parte de la misma, los huecos. En este sentido, se están desarrollando vidrios y sistemas de carpintería cada vez más eficientes, sin olvidar la estética requerida.

Soluciones como la nueva IT-61CR EVO de Itesal, estudiadas para adaptarse a los nuevos requerimientos, son las que marcan tendencia. Excepcionales aislamientos mantenidos en el tiempo, luminosidad y diseño, son valores imprescindibles presentes en esta serie.

Aislamiento, luminosidad y diseño, la EVOLUCIÓN de los cerramientos.
Diseño actual y eficiencia energética son dos requisitos imprescindibles en cualquier cerramiento, la nueva serie IT-61CR-EVOLUCIÓN los reúne.

A partir del año 2020 los edificios construidos deberán tener un consumo de energía “casi nulo”. Para conseguir este objetivo es imprescindible actuar y mejorar la envolvente de los mismos y, como parte de la misma, los huecos. En este sentido, se están desarrollando vidrios y sistemas de carpintería cada vez más eficientes, sin olvidar la estética requerida.

El Área de I+D+i de ITESAL nos sorprende con la nueva serie corredera IT-61CR-EVOLUCIÓN. Pensada para cumplir con los requisitos estéticos actuales, incorpora un diseño eficiente, consiguiendo unos valores de aislamiento excepcionales.

Se trata de dos sistemas en uno, con opciones de hoja perimetral o de corte recto, que se montan sobre un marco perimetral. La capacidad de acristalamiento se amplia, pudiéndose colocar vidrios de hasta 30 mm, con cámaras mayores y vidrios de seguridad.

El nudo central minimalista, de la opción de corte recto, hace que la presencia del aluminio se reduzca, permitiendo la entrada de luz. Para grandes aperturas dispone de un nudo reforzado, que junto con los 180 kg de peso que admite el sistema por hoja, capacita a la serie para hacer amplios ventanales.

Gracias al excepcional diseño de perfiles y complementos, se obtienen unos espectaculares valores de aislamiento térmico, si lo unimos con la mayor presencia del vidrio en la ventana, cumple con los requisitos más exigentes de la normativa actual.

Soluciones como la nueva IT-61CR EVO de Itesal, estudiadas para adaptarse a los nuevos requerimientos, son las que marcan tendencia. Excepcionales aislamientos mantenidos en el tiempo, luminosidad y diseño, son valores imprescindibles presentes en esta serie.