Home >

La Ventana: trabajo en Equipo

Cuando se habla de ventanas, en realidad nos referimos a un conjunto de elementos que “cierran” un hueco. Cada uno de estos componentes tiene una “misión” encomendada, pero si no funcionan todos al unísono, no se obtendrán las prestaciones requeridas. Antes de hacer cualquier propuesta es imprescindible definir qué cometido tiene que cumplir ese cerramiento, es decir, la ventana.

La Ventana: trabajo en Equipo

Unas veces tendremos unas condiciones climáticas adversas, con temperaturas en el exterior muy bajas y primará el aislamiento térmico; otras, habrá que protegerse de la radiación solar para evitar el sobrecalentamiento del interior del edificio en verano. También, nos podemos encontrar con un ruido excesivo del que nos queremos aislar o, como suele ser lo más habitual, una combinación de todas estas cosas y otras (seguridad, estética, luminosidad, etc.), que habrá que resolver con los elementos adecuados.

La protección solar se la encargaremos, principalmente, a persianas, toldos, lamas, vidrios con capas de control solar…

Para el aislamiento térmico hay que elegir un vidrio adecuado, ya que es el elemento con mayor protagonismo en la ventana, sin olvidar eliminar los puentes térmicos que se puedan producir en el resto de componentes.

Cuando hablamos de ruido, junto con la correcta elección del vidrio, tendremos que elegir un sistema de carpintería (perfilería) lo más hermética posible, para evitar entradas de aire que ocasionen “entradas” de ruido.

De cara a la seguridad, la combinación de herraje y vidrio, montados sobre una perfilería resistente, proporciona la combinación perfecta.

También, tiene que ser “segura” en caso de incendio, sin que ocasione humos o gases tóxicos que atenten contra la salud de las personas que se encuentren dentro de la vivienda.

La estética y luminosidad se consigue configurando vidrios adecuados en sistemas estilizados y resistentes, que proporcionen secciones vistas minimalistas, pero cumpliendo con el resto de cometidos a los que se ven sometidos.

Retomando el principio del artículo, cuando se habla de ventanas, en realidad nos referimos a un conjunto de elementos que “cierran” un hueco, es decir, se tiene que buscar la solución más “equilibrada” que se adapte a los requerimientos específicos de cada uno de ellos y que sea duradera y sostenible.

Las ventanas de Aluminio con Rotura de Puente Térmico son la mejor opción para utilizar como estructura sobre la que colocar el resto de elementos, por su:

- Resistencia.
- Esbeltez.
- Capacidad de fabricación de amplios ventanales.
- Versatilidad.
- Reciclabilidad.
- Seguridad y no toxicidad en caso de incendio.
- Resistencia a la corrosión.
- Amplio abanico de colores y texturas,

Etc.

Cuando se define la solución más equilibrada y efectiva para cerrar un hueco, es vital encargar su colocación a un profesional, para garantizar que, una vez colocada la ventana, ésta siga manteniendo sus prestaciones, asegurando el confort y la seguridad de los habitantes de la vivienda durante mucho tiempo.