Home >

Las ventanas con RPT las mejores en su ACV

Cada vez la sociedad demanda una mayor información sobre los productos en general y, en particular, crece el interés en conocer los impactos ambientales que pueden generar. Podemos decir que una de las razones del cambio climático que estamos observando estos últimos años, entre otras, es el uso excesivo de recursos naturales y energéticos.

Las ventanas con RPT las mejores en su ACV

Su conocimiento, por tanto, es muy importante, al poder servir de guía como parámetro de medida de su impacto ambiental. Sin embargo, dicho estudio no debe tener en cuenta únicamente la fase de uso (aunque sea la más importante), sino que debe tener en cuenta todo su ciclo de vida, para tener una visión integrada y total de las implicaciones que se derivan de todas las etapas de su vida y, en consecuencia, poder mejorar el proceso de toma de decisiones.


¿Qué es el ACV?

El Análisis del Ciclo de Vida (ACV) es una metodología empleada en el estudio del ciclo de vida de un producto. Puede definirse como un proceso que permite evaluar las cargas ambientales asociadas a un producto, proceso o actividad; identificando y cuantificando el uso de la materia y de la energía utilizadas (“entradas”) así como las emisiones o los vertidos al entorno (“salidas”). El objetivo es determinar el impacto del uso de dichos recursos y de las emisiones o vertidos con el fin de evaluar sus efectos en las diferentes categorías de impacto ambiental y llevar a la práctica estrategias de mejora ambiental asociados con el sistema que es evaluado.


¿Cómo podemos aplicar el ACV a las ventanas?

La metodología empleada de ACV se basa en un procedimiento de contabilidad ambiental de consumos y emisiones en el que se han estimado las entradas y salidas en cada una de las etapas del ciclo de vida de una ventana. Los resultados finales suponen la suma de los consumos y las emisiones de cada una de las etapas.

Podemos definir las etapas de un ciclo de vida típico de una ventana, de la siguiente manera:

1. Extracción de recursos y producción de las materias primas
2. Transporte a construcción de la ventana
3. Obtención de los elementos y construcción de la ventana
4. Transporte a edificio
5. Montaje de la ventana
6. Uso de la ventana (es la etapa más larga)
7. Desconstrucción: la ventana ya no está en uso y se traslada al centro de reciclaje
8. Transporte al centro de reciclaje
9. Centro de reciclaje
10. Transporte a reutilización
11. Transporte a vertedero
12. Disposición en vertedero


El aluminio con mejor ciclo de vida


Cabe destacar de un material como el aluminio y, en particular los sistemas de aluminio con RPT, su reciclabilidad del 100 %, tantas veces como se quiera ofreciendo una durabilidad de la ventana muy superior si la comparamos con otros materiales e incluso con la vida del propio edificio. Su ciclo de vida se puede denominar de “la cuna a la cuna” porque nunca tiene fin. Por ello, se define como la mejor elección desde el punto de vista del ACV, para la elección de material a la hora de la fabricación de nuestras ventanas.

La obtención de aluminio reciclado requiere el 5% de la energía que se usó para fabricarlo la primera vez, obteniendo una reducción del 95 % de energía en su proceso productivo. Actualmente, el aluminio utilizado para la fabricación de los perfiles de los sistemas de Itesal tiene un porcentaje de aluminio reciclado en torno al 80 %. Por otro lado, la tasa de recuperación en el sector de la construcción llega al 96%.


fachada aluminio


Ejemplo.- Nave Industrial PAHER en el Polígono Industrial de San Cristóbal (Valladolid)
 
Como ejemplo, nos gustaría resaltar el proyecto de una nave industrial en la localidad de Valladolid realizado por IBL Carpintería de Aluminio, también ubicado en esta misma localidad. La solución elegida fue la combinación de panel composite junto con la serie IT61 RPT de ITESAL Ventanas, entre otras razones, debido a que los criterios de sostenibilidad, durabilidad y ACV, muy presentes en la definición del proyecto.

Esa resistencia y estabilidad dimensional característica del aluminio, sobre todo en huecos tan grandes, permite mantener sus propiedades y beneficios a lo largo del tiempo, sin ningún tipo de mantenimiento especial. El trabajo, como puede observarse, fue realizado de manera muy exitosa y profesional.

La sostenibilidad de los recursos naturales y un desarrollo económico ajustado a la realidad, dependen de las acciones que se tomen para disminuir el impacto de los procesos productivos y de la optimización de los mismos. Ayudemos a reducir los impactos ambientales. Elijamos Aluminio con RPT.