Home >

Orientación de la vivienda: Selección del vidrio de la ventana

Cuando se proyecta un edificio nuevo es muy importante tener en cuenta la orientación del mismo. Para cada uno de los puntos cardinales se da un nivel de radiación solar que se podrá aprovechar para “calentar” el interior en invierno o habrá que evitar para no “sobrecalentarlo” en verano.

Orientación de la vivienda: Selección del vidrio de la ventana

Esta radiación solar también varía a lo largo del año, ya que el recorrido del sol es más amplio en verano que en invierno, por lo que las horas de soleamiento serán mayores en la época estival. Además, el ángulo de incidencia sobre la fachada también varía, lo que se puede aprovechar para facilitar su control.

Si no se pueden colocar elementos exteriores de sombreamiento, como lamas, persianas, toldos, aleros, vegetación (a ser posible de hoja caduca para permitir la captación solar en invierno) …, la elección del vidrio adecuado es esencial tanto energéticamente como a nivel de confort del usuario.


seleeción vidrio ventanas


Recomendaciones generales para la elección del vidrio de las ventanas en un edificio situado en el hemisferio Norte, en cuanto a orientación:

- Orientadas al Norte


Las fachadas orientadas al Norte no se benefician prácticamente del sol. Sin embargo, la calidad de la luz natural difusa es muy constante. Si el edificio no tiene climatización, se puede colocar un vidrio incoloro. Si estuviera climatizado, convendría poner un vidrio con capa de baja emisividad, para evitar la transmisión de calor.

- Orientadas al Este

Las fachadas orientadas al Este, reciben la máxima energía en verano, sobre todo por la mañana. El recorrido del sol es bajo, tanto en verano como en invierno, al recibir la luz en las horas en las que el sol sale. Se recomiendan vidrios que controlen el factor solar si el edificio no tiene climatización y vidrios con capas de baja emisividad y de control solar si estuviera climatizado.

- Orientadas al Oeste

Las fachadas orientadas al Oeste reciben la máxima energía en verano, sobre todo por la tarde. El recorrido del sol es bajo, tanto en verano como en invierno, al recibir la luz en las horas en las que el sol se pone. Se recomiendan vidrios que controlen el factor solar si el edificio no tiene climatización y vidrios con capas de baja emisividad y de control solar si estuviera climatizado.

- Orientadas al Sur


Las fachadas orientadas al Sur aprovechan los beneficios del sol en invierno, ya que su recorrido es bajo. Este soleamiento se puede utilizar para calentar el edificio en los meses fríos. En verano, el recorrido del sol es alto, por lo que se puede intervenir mediante aleros o elementos de sombreamiento para evitar poner vidrios con capa de control solar y beneficiarse del sol de invierno. Si no fuera así, se recomienda poner vidrios de control solar en edificios sin climatizar y vidrios con capa de control solar y baja emisividad en los climatizados.


En cualquiera de los casos anteriores, la elección del vidrio adecuado debe ir acompañada de la carpintería que garantice sus prestaciones de estanquidad durante mucho tiempo, para evitar entradas de aire indeseadas, siendo las ventanas de aluminio con Rotura de Puente Térmico la opción más duradera y equilibrada.