Home >

Rehabilitación energética con carpintería de aluminio

Hace unos meses se dio por finalizada la obra de rehabilitación energética de un edificio de 53 viviendas sociales propiedad de la Sociedad Municipal de Zaragoza en el barrio Oliver (C/ Maestro Tellería). Obra financiada por la Unión Europea bajo el proyecto BuidHeat.

Rehabilitación energética con carpintería de aluminio

El fin de la rehabilitación de este edificio era, por una parte, reducir la demanda energética de las viviendas integradas en el edificio y, por otra parte, aprovechar energías renovables para la producción de energía en las instalaciones de calefacción y refrigeración y conseguir así un ahorro de los consumos.

Para la primera parte, se realizó un aislamiento de la envolvente a base del sistema S.AT.E. sobre la fachada inicial y el cambio de la carpintería exterior existente por otra de aluminio con Rotura de Puente Térmico. En las ventanas correderas fue utilizada la serie de ITESAL IT61CR-EVO y en las practicables la IT61-RPT.

Tras el pertinente periodo de licitación, el constructor adjudicatario RUBIO MORTE, con experimentada trayectoria en ejecución de obras de rehabilitación, restauración y obra nueva, confió en los perfiles de la marca ITESAL tanto por la calidad y las prestaciones, como por el plazo de suministro, ya que la planificación de la obra requería coordinar muy bien todos los tiempos y gremios. Así, fue superada con éxito una de las dificultades que conllevaba este proyecto: el hecho de que la rehabilitación se realizase con las viviendas habitadas.

La carpintería de aluminio (ventanas y balconeras) fue elaborada por el taller Future Trend Systems 21, S.L., de Zaragoza, empresa de amplia experiencia en el sector de la fachada.

rehabilitacion energetica

Antes y después de la rehabilitación energética

Otro de los éxitos de la fase inicial de proyecto, fue el apoyo y seguimiento social por parte de los técnicos municipales, dando protagonismo a las personas que viven en el edificio para que participaran en el proyecto desde el inicio.

Dado la gran cantidad de edificios de baja calidad térmica que hay en nuestras ciudades y pueblos, se hace inminente la rehabilitación del parque edificatorio español para poder conseguir edificios que consuman menos energía y, por tanto, evitar la emisión de gases contaminantes emitidos durante la producción de la energía.

El 90% de los edificios de dicho parque edificatorio son anteriores a la aplicación del CTE del 2006 y el 60% de las viviendas españolas se construyeron sin ninguna normativa de eficiencia energética (son anteriores a la aplicación de la NBE-CT 79). Las viviendas consumen en España el 17% de toda la energía del país, por lo que se hace indispensable actuar en la rehabilitación de lo existente.

De esta forma, la rehabilitación es una prioridad y una oportunidad para todos: reactiva un sector muy dañado, mejorando las condiciones de vida de los ciudadanos y reduciendo nuestra dependencia energética.