Home >

Ventanas: buenas prácticas de puesta en obra

¿Qué se define como puesta en obra?

La puesta en obra o instalación de una ventana se puede definir como la fijación y montaje de la misma al hueco previsto en el cerramiento, de forma que se garanticen las diferentes prestaciones definidas en el proyecto arquitectónico del edificio.

Ventanas: buenas prácticas de puesta en obra

¿Por qué es importante una buena puesta en obra?

Como hemos podido leer en anteriores artículos, su importancia es vital, puesto que afecta directamente a muchos aspectos a tener en cuenta en la ventana, como son:

- Su usabilidad: Deben de tener una resistencia mecánica a cargas, choques, dilataciones, etc… que nos asegure un buen uso a lo largo de toda su vida útil.

- Su durabilidad: Debe existir una compatibilidad, química y eléctricamente, entre los materiales empleados en el montaje de la ventana para evitar su deterioro. Además, los productos de unión entre cercos y precercos deben tener la suficiente elasticidad para trasmitir a la estructura del edifico las vibraciones a las que pudieran estar sometidas las ventanas.

- Sus prestaciones de la ventana en cuanto a su permeabilidad al aire y estanqueidad al agua: La junta entre la ventana y la obra o premarco debe garantizar estas prestaciones.

- Sus prestaciones de la ventana en cuanto a su aislamiento acústico y térmico: Se debe evitar la creación de puentes, tanto térmicos como acústicos.

Dicho de otra forma, una mala instalación ó puesta en obra, nos puede acarrear una disminución del confort interior de nuestra vivienda, al disponer de peores ventanas, con un mal funcionamiento y que tendrán un menor ciclo de vida. Para hacernos una idea de esa pérdida de confort, podemos cuantificar, que una mala ejecución puede traer consigo unas pérdidas energéticas en torno a un 13 %, reducciones de aislamiento acústico entre 3-5 Db ó la aparición de corrientes de aire, condensaciones, mohos, etc…

colocación ventana

¿Existe normativa al respecto?

En la actualidad se dispone de una norma española que incluye los criterios para la instalación de las ventanas, la UNE 85219:1986 IN., que se encuentra actualmente en revisión para actualizar sus contenidos.

¿Qué condiciones generales deben tenerse en cuenta para una correcta instalación?

Independientemente del sistema de colocación elegido, existen algunas condiciones generales de suma importancia que debemos respetar para conseguir que la ventana disponga de los requisitos de aislamiento, estanqueidad y durabilidad definidos.

    1. Las diferentes uniones entre hueco, cerco y precerco no deben de permitir la entrada de agua.

    2. Las juntas entre la ventana y la obra o precerco deben evitar la formación de puentes tanto acústicos como térmicos, así como garantizar que no se produzcan condensaciones en las juntas ni en las zonas adyacentes a éstas, evitando la formación de moho.

    3. Para evitar las condensaciones de humedad en la parte interior de la junta entre ventana y obra, se deben utilizar sellantes con una transmisión de vapor de agua diferentes entre el interior y el exterior, siendo menor la correspondiente al sellante de la parte interior, para facilitar el vapor de agua al exterior.

    4. Las diferentes uniones entre hueco, cerco y precerco deben tener en cuenta las distintas dilataciones diferenciales entre materiales. Deben utilizarse sellantes como elementos aislantes que tengan la suficiente elasticidad para absorber estas dilataciones y evitar un deterioro anticipado de la junta, que provocaría un descenso del aislamiento térmico y acústico.

sellado silicona

La silicona utilizada en el sellado de la carpintería, debe ser compatible con los materiales y superficies que estén en contacto y debe presentar buena adherencia tanto a la ventana como a la obra. Los soportes a sellar deben de estar limpios y secos y exentos de polvo, grasa o cualquier otro elemento que perjudique la adherencia. En algunas ocasiones, y por recomendación expresa del fabricante del sellador, es aconsejable el realizar una imprimación sobre las superficies de contacto para aumentar su adherencia.

    5. Se recomienda usar sellantes y aislantes con una capacidad del movimiento del 25 % en contracción y en dilatación y resistentes a los rayos ultravioleta.

    6. Las ventanas se instalarán en el hueco nivelándolas en horizontal y vertical. Su fijación se realiza por medio de cuñas que se quitan una vez se hayan atornillado y/o sujetado convenientemente.

    7. Para evitar problemas derivados de la dilatación y de pérdida de aislamiento térmico y acústico, es conveniente rellenar los espacios entre ventana y hueco con material aislante, tipo espuma de poliuretano ó cinta aislante.

espuma de poliuretano ó cinta aislante

    8. En el montaje de la ventana, se debe evitar la creación de puentes térmicos a través de la misma. La ventana debe mantener el aislamiento del muro entre el interior y exterior. Además, es importante que los muros no transmitan cargas y tensiones a la ventana, debidas a deformaciones de la obra o asentamientos.

    9. Para un correcto funcionamiento, es muy importante calzar los vidrios de forma adecuada, así como regular y lubricar de manera adecuada y periódica, los herrajes de las ventanas.

calzar los vidrios de forma adecuada