Home >

Ventanas de aluminio: ¡reduce! ¡reutiliza! ¡recicla!

El pasado 17 de mayo se celebró el día mundial del reciclaje. Es una fecha importante para concienciarnos de la importancia de reducir el volumen de residuos que generamos así como el impacto que estos generan en el medio ambiente y, de este modo, contribuir a un planeta más saludable.

Ventanas de aluminio: ¡reduce! ¡reutiliza! ¡recicla!

Una forma fácil de concienciarnos es conocer y llevar a cabo la regla de las tres R, que son las iniciales de Reducir, Reutilizar y Reciclar:

1.- Reducir: ser un comprador responsable y utilizar los recursos justos.

2.- Reutilizar: alargar la vida de los materiales y objetos o darles otros usos.

3.- Reciclar: darle a un material o un producto usado una nueva vida, introduciéndolo de nuevo en el ciclo de vida, mediante su transformación.

Gracias al aluminio, material que utiliza la empresa ITESAL en sus sistemas de ventanas y puertas, se colabora en la aplicación de esta sencilla regla.

Por ejemplo, el aluminio mantiene las propiedades de la ventana durante toda la vida útil del edificio en el que esté colocada. Otros materiales utilizados en la confección de ventanas actualmente en el mercado necesitan de un gran mantenimiento o tienen un envejecimiento peor y más corto, por lo que estos cerramientos tienen que ser cambiados una o varias veces a lo largo de la vida útil del edificio.

Así mismo, cuando finaliza dicha vida útil, el aluminio utilizado en esa ventana puede ser reciclado para poder fabricar otra ventana. De esta forma, se reduce la extracción de materia prima de la naturaleza y además la energía necesaria para dicho reciclaje es sólo de un 5% con respecto a la necesaria para hacer una ventana desde la materia prima inicial.

Igualmente, gracias a las propiedades aislantes de las carpinterías de aluminio con RPT, se ayuda a reducir el consumo de energía en los edificios. Cambiar las ventanas de un edificio con ventanas antiguas puede ayudar en reducir las emisiones de CO2, producidas por el consumo de energía térmica, hasta en un 40%.

Desde estas páginas queremos realizar un fuerte llamamiento al consumo responsable con nuestro planeta y con el futuro de nuestras generaciones: ¡REDUCE! ¡REUTILIZA! ¡RECICLA!