Normalmente, conocemos materiales de aislamiento térmico habituales para edificios nuevos y también para rehabilitación. Aislamiento térmico por el interior, por el exterior, insuflado en cámara, de EPS, XPS, MW, PUR, etc. Pero el Aerogel y su reducido peso, debido al alto porcentaje de huecos de aire que contiene, lo convierten en un aislante térmico perfecto, además con un espesor reducido en comparación con otros materiales aislantes.

Por otro lado, dichas exigencias de reducción de la demanda se traducen en una serie de estrategias pasivas de diseño. Entre ellas el uso del aislamiento térmico para la reducción de la transmitancia térmica de cerramientos, los últimos desarrollos en series para la arquitectura contemplan en el interior de sus perfiles y en la base exterior del marco estos materiales, el Uf de las series disminuye considerablemente al utilizarlos.

El Aerogel utiliza estructuras nanoporosas que minimizan tres mecanismos de transmisión térmica. Esto permite alcanzar valores de transmisión de calor de 12-15 mW/m (valor medio lambda 0,014 W/mk)

• Elevado rendimiento térmico.
• Producto respetuoso con el medio ambiente.
• Valor lambda 0,014 W/mk.
• Aislamiento hasta ocho veces más eficaz que productos tradicionales.
• Menor volumen de aislamiento: fácil montaje en espacios reducidos, menores costes de transporte y almacenamiento.
• Excelentes propiedades hidrófugas.
• Elevados y estables valores de aislamiento durante todo el periodo de uso.
• Reducido peso del aislamiento, comparando con materiales tradicionales.
• Resistencia al fuego y emisión de humos.
• Montaje flexible.
• Material que deja pasar el aire.
• Excelentes propiedades antisépticas