A principios de noviembre, se celebró en París la 60 Edición de BATIMAT, el Salón Internacional de la Construcción Francia. La feria mostró, en un total de 191.600 m2, las últimas novedades en cuanto a: materiales de construcción, maquinaria, herramientas, decoración y tecnología de la información y las telecomunicaciones. De carácter profesional, cuenta con visitantes como profesionales de la construcción, promotores, constructores, empresas distribuidoras del sector, fabricantes de materiales para la construcción y empresas de servicios.

Se trata de una de las principales ferias del sector de la construcción del mundo y, de manera conjunta, se celebró por cuarta vez consecutiva el salón INTERCLIMA-ELEC con equipamientos para climatización, calefacción, eficiencia energética,... y el salón IDEOBAIN, de cuartos de baño. Los tres salones pretenden presentarse como un único evento dentro del universo francés de la construcción y de la arquitectura, agrupando diferentes sectores de actividad y soluciones técnicas.

Durante el evento, se expusieron cerramientos (puertas de garaje, portales, vallas, puertas cortafuegos, zonas peatonales, contra ventana….) carpinterías, verandas y pérgolas, sistemas de control motorización, domótica, productos del vidrio, fijaciones para carpintería, ferretería, cerrajería, herrajes, componentes de puertas y ventanas, herrería (balcones, barandillas, rejas….), maquinaria para madera, vidrio, corte y mecanizado, perfilado, extrusión, accesorios para maquinaria, materiales y softwares de gestión.

Después de un año 2018 mejor de lo esperado, el crecimiento de la construcción continúa con proyectos en la zona de París y en previsión de la infraestructura necesaria en las próximas olimpiadas 2024. Así pues, la construcción parece estar entrando en una nueva y positiva fase.

En este contexto, las tendencias que se presentaron en BATIMAT se enfocan, sobre todo, en reducir al máximo el consumo energético de los edificios y la producción de energía de estos. Para ello, se han tenido en cuenta las siguientes pautas que marcan el sector en la actualidad:

•    La obligación de mejorar el rendimiento energético de los edificios no residenciales de acuerdo con las exigencias del decreto publicado el q0 de mayo de 2017. El consumo de los edificios debe reducirse un 25% para el 2020 y un 40% para el 2030.
•    Soluciones técnicas para obtener la certificación BEPOS (Batiment a énergie positive) o el sello de calidad E+C (Batiment a Energie Positive et Reduction Carbone) de eficiencia energética.
•    La directiva europea ErP (Energy Related Products) o de Ecodiseño para la mejora de la eficiencia, reducción de contaminación acústica y mejora de la calidad de humo sobre todo en los aparatos de combustión que ha impulsado a los fabricantes de calefacción, aire acondicionado y ventilación a renovar por completo sus gamas en los últimos años.
•    Reglamento Europeo F-Gas cuyo objetivo es reducir las emisiones de gases efecto invernadero causadas por dispositivos termodinámicos.

Las novedades a nivel de producto no fueron en exceso significativas y en cuanto a materiales se puede confirmar la presencia de nuevos tipos y composiciones en poliamidas, juntas de goma coextrusión o esponja, perfiles cada vez más minimalistas, en la línea que contemplamos en nuestro mercado valorando la eficiencia térmica y la instalación.
Se vieron productos o soluciones interesantes como:

-    la corredera de SECCO en acero inox.

-    sistemas de instalación a línea exterior de fachada adaptados a los nuevos métodos de construcción. Alu-K presentó su solución con los anclajes y aislamiento tanto superior como en el vierteaguas inferior, un tipo de instalación requiere perfiles especialmente diseñados.

-    soluciones informáticas adaptadas al mercado francés como ELCIA. Esta plataforma ofrece al instalador una base de datos con diferentes gamistas y fabricantes-distribuidores de producto terminado. La intención es que el instalador pueda dar un precio cerrado en el mismo momento de visita al cliente y con diferentes fabricantes. Ejemplo, un unifamiliar con una puerta de entrada + panel, ventanas de aluminio y un portón de entrada con valla exterior. El sistema ofrece diferentes fabricantes introducidos en su base de datos que fabrican los productos anteriormente mencionados y, por medio de tablas, el instalador obtiene un precio para presentar oferta inmediatamente al cliente final. Puede aceptar el pedido en el acto y es confirmado por los fabricantes con fecha de entrega. Tiene opciones de tarifa, presentación personalizada, etc…

El listado completo de empresas españolas en feria fue considerable. El resumen de la participación y diferenciaciones con las ferias españolas en esta feria lo define perfectamente Guillaume Loizeaud, en la entrevista concedida en el medio digital de Alimarket:

Alimarket Construcción: ¿Ha aumentado la representación española en Batimat en los últimos años al mejorar la economía en España?

Guillaume L.: En el Mondial du Bâtiment contamos con casi un centenar de expositores españoles, cifra que se ha mantenido estable desde hace varias ediciones.

A.C: En España, la construcción, sobre todo la edificación residencial, lleva unos años al alza. ¿Por qué situación atraviesa actualmente este sector en Francia?

G. L.: La situación es la misma en Francia, como se puede ver en la multitud de proyectos de construcción. Esto también nos lleva a enfrentarnos a nuevos problemas como la falta de mano de obra cualificada, que es uno de los temas tratados en la feria.

A.C.: ¿Qué echa de menos en ferias españolas como Construtec o Construmat respecto a Batimat?

G. L.: Lo que les falta a los salones españoles es la dimensión internacional. Batimat es un escaparate internacional capaz de reunir expositores del mundo entero (uno de cada dos expositores es extranjero) y de atraer a más de 60.000 visitantes procedentes de Europa, África, Asia y América.