Los edificios pensados para albergar oficinas o sedes de empresas suelen diseñarse de forma que se generen plantas diáfanas para que el usuario las personalice según sus necesidades.

Dividir esos grandes espacios, creando entornos agradables, se puede hacer mediante sistemas de aluminio ligeros y versátiles, combinándolos con vidrios y diferentes composiciones de partes opacas y de visión.

La resistencia del aluminio permite hacer cerramientos con líneas simples y sutiles, aportando una serie de ventajas frente a cerramientos más pesados:

- Aportan intimidad sin sensación de encarcelamiento, dividiendo sectores con zonas acristaladas se mantiene una visión del entorno desde el propio despacho.

- Con la selección de los cerramientos adecuados (vidrios y partes ciegas) se obtienen altos valores de aislamiento térmico y acústico.

- Luminosidad en todas las áreas, dejando pasar la luz natural por los vidrios.

- Control visual de grandes superficies, de un golpe de vista se puede analizar cada una de las divisiones generadas.

- La gama de acabados del aluminio y su capacidad para adaptarse a gran multitud de formas y geometrías, permite a los diseñadores y usuarios crear diseños y ambientes personalizados y de forma prácticamente infinita.

- Mantener la imagen corporativa de la empresa, con sus colores, diseños, etc.

- Utilizar materiales totalmente reciclables y sostenibles, con la repercusión en los posibles sellos de sostenibilidad y conciencia medioambiental de las empresas o usuarios.

Junto a la división de oficinas, los sistemas de aluminio aportan también soluciones para puertas de acceso, armarios empotrados, etc. que quedan totalmente integrados con el resto de las instalaciones.

El uso de materiales como el vidrio y aluminio es la mejor opción para esa sectorización de grandes espacios, de forma que se pueda adaptar a las necesidades de cada usuario, que sea fácilmente desmontable y adaptable y que cumpla con los requisitos funcionales, estéticos y sostenibles de la empresa o entidad que los utilice.