Como ya hemos explicado en otros posts anteriores, el muro cortina es un tipo de fachada ligera formado por una retícula de perfiles de aluminio (montantes y travesaños), que constituyen la estructura portante, y terminadas finalmente con dos elementos básicos: el vidrio y el panel opaco. El muro cortina asume las funciones de muro exterior, pero sin soportar las cargas estructurales del edificio.

El muro cortina nos permite obtener grandes dimensiones de huecos y mucha iluminación, ideal para escaparates. Igualmente, el propietario del edificio encuentra en este tipo de solución arquitectónica una distinción y diferenciación, pudiendo incluir sus colores corporativos, y/o logotipos, dando prestigio a su empresa.

En las fotografías de esta semana podemos admirar el aspecto de la fachada del último concesionario de JAGUAR-LAND ROVER, en Zaragoza, formada por una fachada de composite junto con los escaparates de muro cortina. Este sistema de muro cortina, denominado IT-50MC, ha sido diseñado por la empresa ITESAL, e instalado por el taller de gran prestigio y basta profesionalidad, INCOTEN.

fachada aluminio

Uno de los aspectos que hay que solucionar, diseñar y calcular (y así se planteó en este caso) es el dimensionamiento de los montante y travesaños de la retícula del muro cortina. Éstos deben soportar las acciones o solicitaciones a las que está sometida el muro cortina:
• Presión o succión de viento,
• peso propio,
• momento de giro,
• y dilataciones.

Para el cálculo de la perfilería del muro cortina, se debe tener en cuenta estas dos cosas:

• La resistencia de la sección del perfil, comprobando que la tensión del cálculo de la sección solicitada no sobre pasa la tensión máxima admisible del material (aluminio).
• La flecha máxima admisible, para lo cual se debe comprobar que la flecha inducida no sobrepase los valores establecidos por las normas de aplicación.

Las ventajas del aluminio extruido para la ejecución de la estructura de los muros cortina radican en:

Ligereza: El aluminio pesa 3 veces menos que el hierro, y además, los perfiles pueden tener espesores más reducidos, con el consecuente ahorro de masa.
Resistencia a los agentes atmosféricos.
Estética: Permite diseños y acabados superficiales muy elaborados e innovadores.

Lógicamente no se pueden hacer estos muros cortina con PVC, ya que, al ser un material plástico, no tiene la resistencia suficiente que es necesaria para soportar las solicitaciones de presiones de viento, o pesos de los vidrios.